Los Intocables / La política por encima de la seguridad, ¿A quién representa el alcalde?

Jorge Luis Torres Marcos

La información empezó a circular el día 23 de noviembre. “El gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares confirmo reunión de seguridad con alcaldes electos y en funciones de los 23 municipios que desaparecieron la figura de policías municipales. El encuentro será en la Heroica Escuela Naval Militar de Antón Lizardo, municipio de Alvarado el próximo lunes 27 de noviembre a partir de las 10 de la mañana.”

A la reunión no llegaron varios ediles que ganaron al ser postulados por MORENA, entre ellos, Nicolás Reyes Álvarez.

La orden de no asistir fue emitida, según varias fuentes, de parte de Rocío Nahle. Los defensores de ésta decisión señalan que no pueden asistir si no están en funciones. Además, que se les convocó como si fueran subordinados del ejecutivo estatal.

A veces lamento que los que se presentan como defensores de los ciudadanos nos quieran tratar como tontos.

La alternancia en Veracruz nos ha permitido conocer los terribles hechos acontecidos en doce años: secuestros, desaparecidos, la complicidad de narcos y policías; también los desvíos de recursos, los ranchos, departamentos, terrenos, fincas adquiridos con recursos públicos. Podemos ser testigos de las fosas clandestinas, enterarnos de cómo masacraron a cientos de veracruzanos con la complicidad y silencio de medios de comunicación, funcionarios públicos y políticos.

Así, la inseguridad es un tema urgente de atender, no se puede resolver en meses la complicidad existente por doce años. Tampoco lo va a hacer sólo el gobernador, sino que deben colaborar y coordinarse las autoridades municipales.

Nicolás Reyes Álvarez hizo unas Jornadas de Consulta Ciudadana, acudió a una reunión con Héctor Cheng para supervisar la próxima terminación de la comandancia de policía y estuvo presente el el evento donde anunciaron de la próxima reunión entre alcaldes electos de morena y el Comisionado Nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia. O sea, ya anda chambeando como presidente electo.

Los alcaldes de Morena dicen que se resisten a ser tratados como subordinados de Miguel Ángel Yunes Linares, pero actúan como empleados de Rocío Nahle, están cometiendo el error de subirse a una confrontación política de los diputados federales con el gobernador del estado. Están politizando el tema de seguridad y nos llevan entre las patas a los ciudadanos.

En éstos días hemos visto que la inseguridad se ha incrementado y a diario leeemos la descalificación de líderes políticos y empresariales por la situación que se vive en el estado. Entonces, ¿por qué no acudir a la reunión con el gobernador?

No se cuáles sean los motivos del alcalde de Minatitlán, ya que no se informa de sus actividades.

A Nicolás Reyes no lo puso en el cargo Rocío Nahle, sino el voto de los minatitlecos y debe servir a los minatitlecos, a todos. Debe dejar a un lado la camiseta de Morena y acudir a las reuniones institucionales que sea convocado, si en algo no está de acuerdo, señalarlo y si requiere del apoyo de los ciudadanos, se lo daremos.

Por muchos años la queja ciudadana ha sido la misma: “Los alcaldes de Minatitlán no son autónomos, tienen un jefe político y él manda”.

Parece que estaremos en lo mismo. Nahle quiere posicionarse con esta confrontación  en su candidatura al Senado y Cuitláhuac en la suya para gobernador. El pésimo liderazgo de la diputada federal ha quedado en evidencia con la fuga de su alumna Judith González Sheridan, pareciera que el coraje la impulsa a mostrar quién manda, pero a costa de la seguridad de los veracruzanos.

Los ciudadanos no podemos estar de rehenes de una confrontación, si continúan en esa misma actitud, al primer hecho violento que ocurra a partir del primero de enero, tendrán que asumir su responsabilidad, no valdrá sólo echarle la culpa a Yunes Linares.

Qué tristeza que los muertos, los feminicidios, las ejecuciones y los hechos violentos son vistos por algunos como botín para desgastar al de enfrente y para ganar puntos electorales.

Qué decepción.

¿Y LOS REGIDORES?

En 24 días, Nicolás Reyes Álvarez tomará posesión y junto a él una síndica y doce regidores.

Desde la elección y su declaratoria de triunfo, el alcalde electo ha tenido pocos eventos.

Ha podido asistir a visitar el Diario del Istmo, que es en los hechos el vocero de Morena. Seguramente hablaron del convenio de publicidad, es el medio de la familia Robles, el principal apoyo de Rocío Nahle. Cinco ayuntamientos del sur de Veracruz deberán fortalecer las gastadas finanzas del Clan de la Succión.

Para lo que no ha tenido tiempo Don Nicolás, es para reunirse con los regidores.

Así, los ediles no saben acerca de las comisiones que podrían ocupar. Tampoco de sus propuestas para tesorero, secretario y contralor. Mucho menos fueron convocados al acto protocolario de entrega recepción.

Nadie sabe qué planea Reyes Álvarez, si es estrategia, si es soberbia, si es su manera de ser. No se enteran de si es decisión propia o de su equipo y familia cercana.

Tal vez no le preocupa de que serán minoría en el Cabildo (6 votos de 14). O probablemente ya tiene formalizada la alianza PRI-MOR con los dos votos priístas de Saúl Wade y Damara Gómez.

Más allá de todo, en éstos días hay la incógnita de qué hará Nicolás y qué posición tendrán los regidores del PAN, PRD y PANAL. Parece que la partida la lleva ganada Nicolás Reyes, ignora a los demás regidores y gana tiempo día a día. Sin embargo, dicen los que saben que tampoco ha hablado claramente con los regidores de Morena, por lo cual no podría presumir de tener seguro el voto de sus cuatro regidores, a ver si no se lleva una sorpresa apenas se siente en la silla.

DE SALIDA

  • No da muestras de vida feisbukera el Payaso Sombrerito, asesor estrella de Judith González Sheridan. Tan aguerrido cuando se pone a gritar en las marchas, muy entrón en redes sociales, parece que a Alfonso Gutiérrez Moreno se le acabó la conexión a internet.
  • No fueron arañazos ni cachetadas. La novela morenista de Guillermo y Carolina acabó (dicen) con unas llaves de auto enterradas en el cuello. Así anda esta gente del cambio verdadero. La orden es de no decir nada, no publicar, no comentar.
  • Un nuevo personaje, el Payaso Angustias. Llega a una escuela primaria, se pone a transmitir y a mentir descaradamente porque tiene un interés personal en el tema y cuando le dicen que diga la verdad se pone a hacer su función cómica musical: “no me toque, no me empuje, yo la demando, están atacando a la prensa“.  Comiquísimo, teatrero, mentiroso y al final, chillón.
  • Diversos opinadores a meterse al tema de El Güero para desviar la atención. Hasta un flavinista-morenista. Nadie quiso decir nada de la responsabilidad del DIF Municipal. Hubo hasta quien pidió cooperación para un viaje.
  • El candidato a diputado federal por el PRI será petrolero, piden que le pongan enfrente a July Sheridan para que devuelva el favor y juegue a perder.
  • Interesante la lista de mobiliario, equipo de cómputo, teléfonos, tabletas, pantallas que dieron de baja del ayuntamiento de Minatitlán en plena campaña por la alcaldía, muy interesante.
  • Al amigo de Duarte (que aspira a ser de Morena) le contestaron directo: “Cada quien habla de lo que sabe y desgraciadamente, muchos hablan de lo que no saben hacer porque no se dedican a eso . Es como si a mi me preguntaran por un problema cerebral y quisiera yo ser el protagonista del tema que desconozco. En lo personal me daría pena de hablar de lo que no conozco, pero más pena criticar de lo que no sé !!! Y eso si es preocupante, abrir la boca de lo que desconozco y aparte no sé del tema por completo!“. Seco el madrazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *