Revientan Senado

Fuente: Reforma

El Senado de la República se quebró.

Luego que la Junta de Coordinación Política determinara que la votación para definir el futuro de Santiago Nieto en la Fiscalía Electoral sería secreta, la Cámara Alta colapsó.

La Oposición, integrada por PAN, PRD, PT-Morena, cuestionó el sufragio oculto, pues consideró que permitirá al tricolor comprar votos de senadores.

Un grupo de 35 legisladores de esos partidos tomó la tribuna senatorial y reventó la sesión.

“Se acabó, no hay sesión”, soltó Miguel Barbosa, vicecoordinador de la bancada PT-Morena, quien arrancó la protesta.

“No hay sesión porque no hay un acuerdo”, secundó el coordinador del PAN, Fernando Herrera.

El coordinador del PRD, Luis Sánchez, anunció también que se levantarían de la discusión de la Ley de Ingresos 2018, que debe aprobarse antes del martes 31 de octubre, hasta que no se decida una votación transparente sobre el Fiscal Electoral.

El PRI y aliados habían determinado al mediodía en la Junta de Coordinación, donde tienen mayoría, que la votación para objetar o validar la destitución de Nieto se realice este miércoles en el pleno, y mediante voto secreto.

“Es una cartita que firmas en lo oscurito para que puedan comprar a gusto a senadoras y senadores “, acusó la panista Marcela Torres.

“El PRI es muy elegante, paga por adelantado. Quienes hoy votan a su lado, perteneciendo a otros partidos políticos, ya recibieron prebendas, ya fueron prostituidos”, dijo la senadora de Morena, Layda Sansores.

De acuerdo con la Constitución, se requiere de una mayoría simple de los legisladores presentes en el pleno para objetar la remoción que ordenó Elías Beltrán.

De los 128 integrantes de la Cámara alta, la Oposición concentra un total de 65, mientras que el PRI y sus aliados cuentan con 63 senadores.

Sin embargo, la decisión final podría recaer en un grupo de 10 senadores del PAN, PRD y PT-Morena que se han indisciplinado en diversas votaciones o se han ausentado en sesiones clave, favoreciendo al PRI.

En este marco, tanto los inconformes como el tricolor y sus aliados mantienen “acuartelados” a sus legisladores, para tratar de garantizar sus votos.

De haberse realizado la votación sobre el Fiscal en la sesión de ayer, donde hubo una asistencia de 119 legisladores, la Oposición habría ganado con 62 votos por 57 del PRI y aliados.

Ante la imposibilidad de continuar con la sesión, el presidente del Senado, Ernesto Cordero, se vio obligado a levantarla y a citar para las 12:00 horas de este miércoles.

Sin embargo, los inconformes adelantaron que están listos para volver a tomar la tribuna o, en su defecto, mostrar públicamente sus papeletas de votación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *