Los Intocables/ En el aire la repartición de regidurías, Saúl Wade puede quedar fuera.

@jltm68

Jorge Luis Torres Marcos

Más pareció un deseo que una realidad.

La tarde del 18 de octubre circuló en redes un documento de una Secretaría de Asunto Electorales donde daba como hecho una reasignación de regidurías del ayuntamiento de Minatitlán.

Nada oficial, nada que sea firme.

En el documento, con varios errores ortográficos, tratan de explicar cómo hacer una reasignación de regidurías sin dar claridad en qué criterios utilizaron.

DOCUMENTO FILTRADO:

En las regidurías 7 y 8 enlistan de manera consecutiva a dos hombres y en la 11 y 12 lo hacen con dos mujeres.

Si la lógica de asignación  que pretenden corregir la aplican al partido Nueva Alianza en la regiduría 12, eliminando al hombre y colocando a una mujer, también lo podrían haber hecho en la regiduría 8. He consultado con personas que saben del tema y no encuentran la lógica de por qué esperar hasta el último espacio para hacer el cambio.

El embrollo está en que la regiduría 8 le correspondería al número 1 de la lista propuesta por el PRI, al extodopoderoso Saúl Wade León, al hijo del cacique petrolero, al aún alcalde real de Minatitlán.

Para su información, la regiduría 12 le corresponde a Nueva Alianza, en la primera posición de ese partido colocaron a Andrés Álvarez Alvarado, incondicional…. de Saúl Wade.

La candidatura de Nueva Alianza la cocinaron entre Saúl Wade y los regidores Raúl García e Ignacio Trujillo. Ellos colocaron a ese candidato a regidor y la segunda posición la propuso Rafael Mathey, quien terminó siendo el candidato emergente de ese partido ante la renuncia de Carlos de la Maza.

Así, Wade y sus amigos jugaron en dos vías, sus números le indicaban que podían alcanzar una regiduría más para su bloque y negociar sus votos en el Cabildo a cambio de posiciones en el Ayuntamiento.

Le explico:

Morena alcanzó 4 regidurías que, sumado al alcalde y a la síndica, les permite tener 6 ediles de un cuerpo de gobierno de 14 integrantes, el 43% del total, porcentaje que podría peligrar en caso de que algún regidor de Morena decida no votar en bloque, ya que se sabe que no todos los regidores son del equipo de Nicolás Reyes Álvarez y el alcalde electo tampoco ha sido humilde en su trato hacia ellos.

La Alianza PAN-PRD suma 5 regidores que podrían sumar para su causa a Lupita Andrade, la regidora del PANAL. 6 votos contra 6, empate.

Así, los dos votos de los regidores que corresponden el PRI valen oro.

En esa importancia han basado Saúl Wade y Damara Gómez sus futuras negociaciones con el alcalde de Morena. Confían en que Nicolás Reyes los necesitará para sacar adelante sus votaciones.

Sin embargo, lo que ha puesto nervioso a más de uno, es que puede darse una interpretación diferente en la reasignación de las regidurías: Que como la posición 8 le correspondería a una mujer (para respetar el orden hombre-mujer), ésta se le asigne a Damara Gómez y la siguiente, según el criterio del Tribunal Electoral sea para quien va en la tercera posición de la lista del PRI: Cristian Jair González, propuesta de Guadalupe Porras.

Esta reasignación también modificaría la lista del PRD, ya que la posición siguiente correspondería a una mujer y sería para Érika Burgoa y nuevamente la lista se recorrería a la posición 3 de ese partido: Oscar Ocampo Morales, quien fue designado por el partido desde Xalapa, operado por el aún regidor Víctor Mijangos, otro incondicional de Saúl Wade.

POSIBLE REASIGNACIÓN:

Ya se puede dar cuenta de cómo están los jaloneos en este momento.

Saúl Wade necesita el cargo aunque va a estar siendo exhibido permanentemente por los malos manejos financieros. La concha es de admirarse, no le importa nada sino estar atento a cualquier medida que se intente en su contra para esclarecer las finanzas. Promovió la creación de un sindicato afín a él y piensa que tiene armas para negociar posiciones: su apellido, su sindicato, sus dos votos y que le cumplan el apoyo que dio a Morena para ganar.

Por otro lado, la pelea del PANAL la da el regidor Raúl García, por algo que le preocupa mucho, no quiere que le quiten a su regidor, dicen que por algo tiene mucho interé$.

De la alianza PAN-PRD, en caso de que les muevan el listado, podrían temer que el señor Ocampo no trabaje en bloque y negocie su voto de manera particular, lo cual debilitaría este grupo.

Lupita Andrade del PANAL definirá poco a poco su primera participación en la política, es una persona muy querida y respetada en la ciudad, puede ser la fiel de la balanza en muchas votaciones  al interior del cabildo minatitleco.

El Duartito minatitleco es bueno para los negocios, pero es un mal político, pésimo en sus resultados, los cercanos a Ricardo Orozco y Ciro Félix lo tienen claro: Saúl es un traidor que sólo piensa en los beneficios personales, no le importa desgastar el apellido, subirse a las barbas al cada vez más débil líder petrolero, no le importa que sea su papá, que su hermano Jorge Wade Junior también se vea afectado por el desgaste, Saúl piensa en él y así lo demostró en estos cuatro años.

Wade León fue el todopoderoso tesorero alcalde. Cerró negocios y empresas, aplicó multas, despidió a trabajadores, acomodó sus piezas en todas las áreas de la administración municipal, hizo y deshizo a su antojo.

Incluso, en días recientes el ORFIS demostró en su resultado de auditoría que se retuvo el ISR y no se declaró a las autoridades hacendarias, hay anomalías en la obra pública: obras inexistentes, obras mal ejecutadas y obras infladas en sus precios.

La herencia de Saúl Wade serán juicios laborales y reclamos por afectaciones de empresarios, millones de deudas para el ayuntamiento morenista.

Así pretende negociar sus votos, así le quiere poner la bota en el cuello a Nicolás Reyes Álvarez.

De salida

Equipo, mobiliario, computadoras, vehículos, se llevan lo que puedan.

Las cuentas tampoco cuadran, firmar documentos y solventaciones al ORFIS trae los pelos de punta a varios empleados municipales.

Las lámparas que presumían para alumbrado público, un fiasco. Los semáforos que se deberían de instalar por la deuda contraída, brillan por su ausencia.

Y entre promesas incumplidas, amenazas, despidos, adeudos de finiquito, altos salarios a incondicionales, las filtraciones de información salen por todos lados.

Una bodega donde tienen guardado equipo, lámparas, los postes de luz que han quitado en diversas calles, cable, herramienta, fotografías y grabaciones, nombres y destinos de esos insumos que son propiedad del ayuntamiento.

Basan su confianza en dos expresiones: “nos debe haber llegado al cargo, no se puede meter con nosotros“, o bien “este viejito no tiene idea de qué hacer, el jefe ya nos aseguró que vamos a seguir aquí o se le va a armar en el Cabildo“.

Por eso pelean con las uñas esa regiduría. Si se les va, muchos, muchos van a llorar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *