Despiden a un niño del Colegio Rébsamen

Fuente: Reforma

Laura y Francisco despidieron a Paquito Quintero Ruiz, su único hijo, de 7 años.

Alrededor de las 04:30 horas del 20 de septiembre, el cuerpo sin vida del niño fue encontrado entre los escombros del Colegio Enrique Rébsamen, y a las 19:00 horas del mismo día ya se velaba en la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen y San José, ubicada en Calzada de Guadalupe, Coapa.

Los padres, inclinados ante el pequeño féretro blanco que después cerraron para no abrirlo más, se despidieron a solas.

Antes de permitir la entrada de sus familiares al velatorio, sobre el ataúd colocaron una foto del menor sonriendo y un peluche.

Al lugar, llegaron dos compañeros de segundo grado de Paquito. Uno de ellos, al ver la foto rodeada de crisantemos y rosas blancas, abrazó a su mamá.

Amigos cercanos de la familia Quintero Ruiz recuerdan a Paquito como un niño alegre y juguetón, amante de los carritos.

“Iba de aquí para allá con sus juguetes, lleno de vida totalmente”, dijo un amigo de los padres del menor.

“Su papá pasó a reconocerlo y vio que era él. Está destrozado, al igual que su mamá. Están que no lo creen, es algo que no te lo esperas jamás, y más teniendo 7 años Paquito, pues está cañón”, contó.

Alrededor de las 20:30 horas, una doble fila de familiares, encabezada por el papá, dirigió el ataúd hacia la carroza que aguardaba en la calle.

Entre cantos religiosos y una llovizna que mojó la Ciudad tras el sismo, los padres, familiares y amigos despidieron a Paquito.

Los restos del niño fueron cremados ayer pasadas las 21:00 horas en la funeraria J. García López Tlalpan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *