En Mina sangraron al pueblo cuatro años con impuestos

Fuente: Liberal del Sur

Ignacio Carvajal

Como en los tiempos de Antonio López de Santa Anna, que cobraba impuestos a los mexicanos por determinado número de puertas, ventanas y hasta por los animales domésticos en el hogar, la administración municipal de Minatitlán, marcha por los mismos rumbos.

Y es que de los ayuntamientos del sur, Minatitlán es el que más incrementó su capacidad para cobrar impuestos locales, como predial y permisos, a los ciudadanos.
En contraste con un listado de 12 municipios del sur, incluido Coatzacoalcos, Mina incrementó en 88% su porcentaje de recaudación fiscal, con lo que se convirtió en uno de los ayuntamientos con más recursos propios cobrados en Tesorería.

Así, si en algo resultó eficiente la administración municipal de Minatitlán que está a unos meses de concluir, fue en la captación de impuestos locales,y en cuatro años recibieron 306 millones de pesos, según las Leyes de Ingresos del municipio de Minatitlán, de 2014 a 2017.

La administración que inició el actual diputado federal, José Luis Sáenz Soto, y que terminará Héctor Cheng Barragán, inició en 2014 estimando recaudar, según la ley de ese año, 55 millones 169 mil pesos; para el 2015, pasó a 64 millones; para el 2016, 85 millones y para el 2017, 102 millones 954 mil pesos.

Entre el 2014, y el 2017, se nota, hay un incremento millonario que expone un porcentaje por arriba del 80%.

Y todo este recurso es producto del alza de los impuestos, de la creación de otros y de la política impositiva que fue impuesta durante esos años por el gobierno municipal.
Para la ley de ingresos 2017, publicada en la Gaceta Oficial del Estado, el 30 de diciembre de 2016, se enlistan los impuestos que planearon cobrar para este año, el año de Hidalgo, y electoral, el equipo de Cheng Barragán.

Así, se tiene que hay impuestos por espectáculos públicos, loterías, rifas, sorteos y concursos, sobre juegos permitidos, sobre el patrimonio, como el predial y la traslación de dominio de bienes inmuebles.

Impuestos sobre fraccionamientos, accesorios de impuestos, y otros impuestos, como la contribución adicional sobre ingresos municipales, impuestos no comprendidos en fracciones de la ley de Ingresos, impuestos de ejercicios fiscales anteriores, contribuciones de mejoras.

Derechos, derechos por el uso, goce, aprovechamiento y explotación de bienes de dominio público, derechos por prestaciones de servicios, derechos por registro o refrendo anual de toda actividad económica, derechos por obras materiales, derechos de expedición de certificados y constancias, por servicios de rastro y lugares autorizados, por servicios de panteones, por recolección y transporte y disposición final desechos sólidos.

Por limpieza de servicios prestados por la Tesorería, por el Registro Civil, aprovechamiento de ejercicios fiscales anteriores, y así, otra docena de impuestos que fueron endilgados a los ciudadanos.

NO HAY OBRA
Aunado al que el diputado federal por el distrito, José Luis Sáenz Soto no gestionó recursos para obras públicas en el distrito, menos para su pueblo, a las arcas de la Tesorería de palacio llegó mucho dinero, pero poco se usó para obra pública.

Héctor Cheng y su antecesor se irán del gobierno local sin haber dejado una sola obra que sirva para recordarlos.
Aparte de que manejaron un abultado presupuesto, uno de los más importantes en el estado, los dos alcaldes que hubo estos cuatro años en Mina, no tuvieron la capacidad ni la visión para la obra pública.

La mayoría de las calles de Minatitlán están llenas de baches, agujeros, y las colonias en el abandono, a su suerte por las constantes inundaciones.
Fue Cheng alcalde de banquetas, callecitas, revestimientos y baches pero ninguna obra representativa, ni de relumbrón, que a la posterioridad hable de su gobierno local.
Desde mediados del año pasado los presidentes de las cámaras de comercio y empresariales de ese municipio, comenzaron a reclamar la política fiscal de Minatitlán, que al revisar los cambios en las pasadas leyes de ingresos, se entiende la molestia.

En algunos casos, para que pagaran sus impuestos, como en el tiempo de la colonia y de los feudales, desde la Tesorería de Minatitlán se mandaba clausurar negocios y a acosar a los empresarios, en algunos casos, se dieron cierre de locales ante la incapacidad de generar el recurso para el municipio.
COATZA, MÁS RECAUDACIÓN

El municipio en el sur que más recursos ha generado por recaudación fiscal es Coatzacoalcos, en esos cuatro años, la administración de Joaquín Caballero recibió 912 millones de pesos, según las estimaciones de las distintas leyes de ingresos.

En suma, entre 2014 y 2017, la captación de Coatzacoalcos incrementó en 37%, que tuvo que ver con las actualizaciones del padrón de inmuebles y con la llegada de nuevos fraccionamientos y más permiso de construcción.

El alcalde de Coatzacoalcos, en su último informe, emitió un comentario de autocrítica, al afirmar que si no había obra pública notoria que dar a conocer, se relacionaba con la crisis que vivía Veracruz por el desfalco de Javier Duarte de Ochoa, y ponderó la importancia de que no tuvo que recurrir a despidos o a la cancelación de servicios públicos.
Hay otros ayuntamientos que en lugar de incrementar, bajaron su capacidad, el más fuerte es Moloacán, con 60%, y Nanchital, con el 50%, este segundo se explica por medio de la desmovilización del proyecto Etileno XXI, que ya está completamente en marcha y sin necesidad de renovar o solicitar más permisos de construcción en suelo nanchiteco.

________________________________________
A DETALLE
En cuatro años la administración municipal recibió 306 millones de pesos, según las Leyes de Ingresos del municipio de Minatitlán, de 2014 a 2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *