El Twitter del otro presidente

Fuente: El Universal

Ana Paula Ordorica

Me refiero al Twitter del presidente legítimo, de Andrés Manuel López Obrador, quien, como Trump, utiliza esta herramienta para difundir medias verdades o mentiras tal cual y para atacar a la democracia.

Mucho escándalo provoca el uso que hace Trump de Twitter. Apenas ayer fue alarmante el ataque que emprendió contra los conductores del programa Morning Joe, Mika Brzezinski y Joe Scarborough, de quienes justificó se estaba defendiendo por lo que ambos han dicho sobre el presidente en su exitoso programa de televisión. Ataques llenos de misoginia que llevaron incluso al líder de los republicanos en la Cámara de Representantes, Paul Ryan, a condenar el uso de la red social que hace Trump.

Pero a Trump en Twitter nadie lo para. Así le esté costando en imagen y muy pronto en términos económicos a Estados Unidos tener a un presidente tan agresivo y promotor de todo menos de la unidad.

Y eso mismo hace Andrés Manuel López Obrador desde ahora, como pre, pre, candidato.

Como Trump, también ataca a los medios de comunicación y a las instituciones. Dice que existe un cerco informativo en su contra aun cuando es él el primero en no querer atender entrevistas en radio y televisión y a pesar de que ha aparecido en 2.1 millones de spots de enero del 2015 a abril de este año.

Si ‘la mafia del poder’ es la que controla a los medios de comunicación, qué mal control tiene porque le permite a AMLO hacer y decir lo que quiere a través de las frecuencias.

No contento con repetir hasta el cansancio que esta mafia está conformada por el PRI-PAN, el PRIAN, partidos que jamás han ido aliados en una sola elección, también a través de Twitter AMLO ha estado denunciando la posible alianza PAN-PRD hacia el 2018. La ha llamado promiscuidad política y ha lanzado la pregunta: ¿qué tienen que ver PAN y PRD?

Ésta es una muy buena pregunta que hoy plantea AMLO pero que, por ejemplo, en las elecciones de 2010, cuando él todavía estaba dentro del PRD, fue testigo de las alianzas que hicieron ambos partidos para las elecciones gubernamentales de Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Hidalgo y Durango en las que fueron juntos PAN y PRD y lograron ganar en los primeros tres estados mencionados.

¿Por qué hoy considera promiscuidad política lo que en el 2010 avaló con su permanencia en el PRD? Recordemos que si bien él no fue promotor de esas alianzas, no fue algo que rechazó tajantemente renunciando al partido. AMLO renunció al PRD… pero hasta el 2012.

Además de promiscuidad política, AMLO señala que en el 2018 el candidato del PAN y PRD va a ser un candidato palero como lo acaban de ser Josefina Vázquez Mota y Juan Zepeda en la elección del Estado de México. Si tan palero ve AMLO a Zepeda, ¿por qué hasta unos días antes de la elección del Edomex le seguía lanzando ultimátum tras ultimátum para exigirle que apoyara a Delfina Gómez?

Por último, AMLO ha lanzado ataques a las instituciones electorales vía su Twitter. Su queja es por el enorme gasto del erario para una democracia simulada. Lo hace a pesar de que han sido sus contantes descalificaciones al INE, Tribunal, Fepade, etc., las que han generado el círculo vicioso de desconfianza-burocracia electoral-cuestionamiento a las instituciones en el que nos encontramos.

AMLO es con Twitter el Trump región 4.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *