Si ya fuera 2018

Fuente: Excelsior

Yuriria Sierra

En un año estaremos hablando ya de un Presidente electo. Tenemos algunos nombres de posibles participantes en el radar. Últimamente se han ido anotando otros más. El perredista Juan Zepeda ya lo dice en voz alta, y otros están dando la sorpresa. Ayer trascendía que Miguel Márquez, el gobernador de Guanajuato, se quiere anotar en la lista de aspirantes del blanquiazul; lo mismo que Miguel Ángel Yunes, quien cree que el caso de Javier Duarte le es suficiente para aspirar a la Presidencia. Hace unas semanas, también el excanciller Luis Ernesto Derbezlevantó la mano. Así que en Acción Nacional la contienda interna se pondrá interesante, porque ellos se suman a Ernesto RuffoRafael Moreno Valle y, claro, Margarita Zavala y Ricardo Anaya, el presidente nacional, quien todavía es cuidadoso con lo que declara.

Sin embargo, justo en Acción Nacional es donde deberán poner atención con lo que deciden. Porque aunque esté sin definirse el rumbo de su Frente Opositor, o sea, sin tener certeza sobre una candidatura conjunta (o una alianza, aunque no la quieran llamar aún así), una decisión equivocada podría costarles más de lo que quisieran. Lo dice la última encuesta rumbo a 2018 que realizó Consulta Mitofsky, de Roy Campos, para El Economista:

Dentro del PAN, la mejor posicionada es Margarita Zavala, casi en proporción 2 a 1 frente a Ricardo Anaya; y 24 puntos arriba de Rafael Moreno Valle. Quién sabe cómo acabará cuando finalice su recorrido por todo el país.

En el escenario tricolor, Miguel Ángel Osorio Chong es el puntero en la preferencia militante por sobre Eruviel ÁvilaManlio Fabio BeltronesAurelio Nuño o José Narro. Aunque eso sea por puro reconocimiento de nombre.

Y en el PRD, también arrasa un Miguel Ángel, pero el que aún despacha en el Ayuntamiento de la Ciudad de México; aunque en el estudio todavía no se incluyó a Zepeda, el excandidato mexiquense que le dio nuevos bríos a los perredistas y los ubicó como tercera fuerza en ese estado. Habrá que ver cómo se mueven las simpatías con un análisis con él en la lista.

Y ahora que el asunto de los Frentes contra la permanencia del PRI en Los Pinos fue tema al inicio de la semana, en esta encuesta encontramos varias fórmulas, todas ganadoras (eso sí, identificados por partido, no por candidato):

El PAN y PRD se le adelantarían al PRI, que no tiene otra opción de alianza más que con los partidos de siempre (PVEM y Panal). A Morena no le alcanzaría la suma de los otros partidos de oposición (Movimiento Ciudadano y PT) para ganarle a una Alianza Thalía (PAN-PRD). Otro gallo cantaría si el PRD se suma a toda la izquierda, serían prácticamente invencibles. Ese panorama deben saberlo en todos los cuarteles, habrá que ver qué deciden a pesar de su orgullo.

Sin embargo, otro u otros escenarios son ciertos, cuando se habla de nombres y se piensa en varias posibilidades, quien lleva la delantera en las nueve combinaciones analizadas es Andrés Manuel López Obrador. Acaso la boleta más reñida, entre el primero y el segundo lugar, según las preferencias recabadas por Mitofsky, sería aquella formada por AMLO (24.2%), Margarita Zavala (20.7%), Miguel Ángel Osorio Chong (15.2%) y Miguel Ángel Mancera (7%). El nombre lo es todo… aunque una alianza movería las piezas del tablero.

Pero esas son las encuestas de arranque. Hay nombres que, al margen de las mismas, son considerados como deseables en el escenario sucesorio: uno de ellos es el de José Antonio Meade, de quien un medio tan prestigioso como Bloomberganotó apenas ayer en su edición internacional: “El secretario de Hacienda, José Antonio Meade, es una excepción en los altos escalones del gobierno de México, es un hombre honesto. Eso ha llevado a muchos a mencionarlo como la mejor opción del partido oficial para la carrera presidencial de 2018. Otros han ido más lejos, pues dicen que debe convertirse en la cabeza del Banco de México…”. Y es que un hombre con la integridad de Meade es ideal para cualquiera de las dos posibilidades.

Y es que ése terminará, tal vez, siendo el activo más importante rumbo a las urnas el año que entra: el capital moral que traigan los candidatos en su historia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *