Veracruz está en la quiebra: acumula 87 mil mdp en pasivos

Fuente: E-Veracruz

El gobierno de Veracruz acumula pasivos por 87 mil 927 millones 886 mil 298 pesos, informó  Clementina Guerrero García, titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), durante su comparecencia en el Congreso Local, como parte de la glosa del VI informe de gobierno Duartista –que en su etapa final lo encabeza Flavino Ríos Alvarado.

Guerrero García, pertenece al equipo del gobernador electo Miguel Ángel Yunes Linares, y asumió el cargo en la Sefiplan el pasado 14 de noviembre, como parte de los acuerdos de transición entre el gobierno entrante y el saliente.

Aunque apenas tiene 15 días en el cargo y no ha terminado las auditoria que se realiza en la dependencia, asegura contar con información suficiente para sentenciar: “sí el gobierno de Veracruz fuera una empresa, estaría en la quiebra”.

De los 87 mil 927 millones 886 mil 298 pasivos en las arcas estatales, la funcionaria desglosa que –de acuerdo con los datos que le fueron proporcionados- 41 mil 529 millones 580 mil 201 pesos corresponden a deuda bancaria y valores bursátiles, y 46 mil 398 millones 306 mil 097 pesos a proveedores, prestadores de servicios, contratistas.

“Aunque todo se está revisando, se están haciendo auditorias, y es posible que al final, la cifra de pasivos sea más alta”, advierte.

A diferencia del resto del gabinete Duartista que ha padecido los más severos cuestionamientos, advertencias de que serán perseguidos jurídicamente si mienten en sus declaraciones, Clementina Guerrero ha recibido un trato amable de los legisladores.

“Entendemos que tiene poco tiempo en la dependencia”, “usted viene de la casa de estudios, esperamos que de continuar en el cargo, haga algo para rescatar a Veracruz”, son algunas de las frases que le externaron los legisladores.

Clementina Guerrero en repuesta describió que la crisis financiera por la que atraviesa el estado tiene que ver con “la carencia de planeación, decisiones equivocas, escasa competencia para administrar, y vacíos de control y supervisión”.

Deuda cuatro veces mayor

De marzo del 2011 a septiembre de 2016, la deuda del estado pasó de 28 mil 891 millones 510 mil 38 pesos a 87 mil 927 millones 886 mil 298 pesos.

En su escrito, señala que si se divide el saldo total de los pasivos entre los 8 millones 112 mil 505 veracruzanos que reporta el INEGI, “resulta que cada persona sin importar su edad, condición social, económica o de salud, tendría que contribuir con la cantidad de 10 mil 839 pesos para el pago de la deuda, cuatro veces más que lo mismo calculado al 31 de marzo de 2011”.

La servidora pública dijo que el Pasivo Circulante, paso, de marzo de 2012 a septiembre de 2016, de 5 mil 452 millones de pesos a 48 mil 398 millones.

Lo anterior significa un incremento de 8.9 veces la deuda a corto plazo.

Guerrero García alertó que durante al menos los próximos 15 años, el gobierno del estado deberá ir descontando “importantes montos de recursos que debería destinar al crecimiento económico”.

Dijo que en ese periodo, la deuda se incrementó porque “se realizaron gastos de operación que debieron haber sido pagados con los recursos del presupuesto normal de cada periodo y por tanto reflejarse su efecto en la contabilidad gubernamental”.

Agrega que “de haberse hecho, los ingresos menos los egresos con cargo a los presupuestos anuales, contablemente, habrían reflejado déficits crecientes y no superávits como se vino consignando”.

En otras palabras, señaló que con cargo a nuevos y crecientes ingresos líquidos adicionales al presupuesto, obtenidos a partir del 2011 mediante endeudamiento público en valores bursátiles y en empréstitos bancarios “se fueron realizando gastos corrientes y comprometiendo pagos”.

Derivado de esto, el saldo neto de la deuda pública bancaria y en valores bursátiles, casi se cuadruplicó, al pasar de 10 mil millones de pesos al 31 de diciembre de 2010, a 41 mil 530 millones de pesos en septiembre de 2016.

Clementina Guerrero dijo que si bien entre 2011 y 2016, la deuda contratada fue de 19 mil 387 millones de pesos, a ese monto se suma los costos totales pagados, compuestos por amortizaciones de capital más los pagos de intereses corridos y los gastos de administración que acumularon 33 mil 428 millones de pesos, mismos que acumulan 52 mil 775 millones de pesos.

Con ese dinero, explicó, se habrían podido construir 62 hospitales de especialidades de 120 camas cuya capacidad de atención es de 250 mil personas, cada uno con un costo estimado de 850 millones de pesos.

Dijo que ese monto gastado también habría podido sufragar los gastos de la Universidad Veracruzana por 10 años.

Además, también se habrían podido construir 150 mil 775 viviendas para igual número de familias; 2 mil 443 kilómetros de carreteras; sufragar los costos por cinco años en Servicios de Salud y Asistencia y los de los programas sociales por 101 años.

Además de solventar 20 veces los costos de los programas de Seguridad Pública.

Menos recursos para el estado

De acuerdo al análisis de las finanzas estatales, Guerrero García destaca que la crisis financiera no es solamente por los malos manejos del presupuesto sino también por dinero que se ha dejado de recibir.

En ese sentido, señaló que de 2008 a 2014, Veracruz no recibió 11 mil 951 millones de pesos del Fondo de Aportaciones a la Educación Básica (FAEB), que desde 2008 cambió la fórmula de asignación de estos recursos a los estados, afectando a la entidad.

El recurso, según el artículo 27 de la Ley de Coordinación Fiscal debe distribuirse en un 50 por ciento según la matrícula pública en educación básica, así como en un 10 por ciento de acuerdo con el índice de calidad educativa.

El 20 por ciento en función al rezago en gasto federal por alumno y 20 por ciento según el gasto estatal en educación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *