#1AñoSinJu5ticia: Periodistas y grupos civiles reclaman nulos resultados en caso Narvarte

Fuente: Sin Embargo

Este domingo se cumple un año del multihomicidio de la colonia Narvarte, en la Ciudad de México, en el que el fotoperiodista Rubén Espinosa y la activista Nadia Vera perdieron la vida. A lo largo de este día, colectivos de periodistas y organizaciones defensoras de los derechos humanos se han manifestado en la capital del país, Xalapa, Veracruz y Guadalajara, Jalisco, en protesta por la negligencia e irregularidades en las investigaciones que llevan a cabo las autoridades. 

A un año del multihomicidio de cinco personas, entre ellas, el fotoperiodista Rubén Espinosa Becerril y la activista Nadia Vera Pérez, colectivos de periodistas y organizaciones defensoras de los derechos humanos se manifestaron en la Ciudad de México, Veracruz y Guadalajara en protesta por la negligencia e irregularidades en las investigaciones que llevan a cabo las autoridades.

La organización Artículo 19 destacó que la investigación del multihomicidio permanece estancada y los avances han sido nulos.

“Desde hace 10 meses, una vez que fueron consignadas tres personas por parte de la PGJCDMX, los avances han sido prácticamente nulos. De hecho, es por la activación de recursos legales por parte de la coadyuvancia que se mantiene abierta la averiguación previa”, expuso la organización en un comunicado.

Mencionó que las organizaciones que representan a cuatro de las cinco víctimas, obtuvieron un amparo por parte de la Jueza Décimosexta de Distrito de Amparo en Materia Penal para evitar que se cerrara la investigación e impulsar la realización de nuevas diligencias.

Dicho amparo derivó de 55 peticiones realizadas de manera conjunta por las coadyuvantes desde el 10 de septiembre de 2015. Las solicitudes van desde la recopilación de nuevos testimonios, hasta la realización de nuevas periciales y la profundización de trabajo de inteligencia por parte de Policía de Investigación.

Artículo 19 detalló que sostuvieron una reunión con el Jefe de Gobierno de la Ciudad de México Miguel Ángel Mancera en mayo de este año donde se comprometió a realizar un plan de investigación, esclarecer el móvil y a integrar a la investigación a especialistas de la Procuraduría capitalina, sin embargo, dijo, hasta el momento no se han satisfecho los puntos convenidos.

La organización Amnistía Internacional (AI) México se unió a las voces de exigencia para esclarecer el asesinato de Rubén Espinosa y cuatro personas más.

Desde su cuenta de Twitter difundió una imagen en la que destacó que México se ha convertido en uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo, e incluyó una liga a una petición dirigida a los titulares de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos en contra de la Libertad de Expresión, Ricardo Nájera Herrera y Roberto Campa Ciprián, Subsecretario de Derechos Humanos.

“Les escribo para expresar mi preocupación sobre la ola de asesinatos de periodistas en el país. Es urgente iniciar una investigación independiente, imparcial y exhaustiva sobre estos hechos y llevar a los responsables ante la justicia”, refirió la organización.

Afuera de las instalaciones de la Procuraduría de la Ciudad de México, la familia de Rubén y periodistas y organizaciones como Artículo 19, FotoReporteros Mx, Colectivo Voz Alterna, Periodistas de a Pie, Derecho a Informar, Ojos de Perro, Grupo por los Derechos Humanos y la Justicia Social, Periodistas de la Ciudad de México, Familiares de las Víctimas y Artistas exigieron agilizar las investigaciones.

En Xalapa, Veracruz, periodistas y distintos colectivos se reunieron alrededor de las 11 horas en la Plaza Regina, para hacerle un homenaje a las cinco víctimas.

También se tiene previsto un memorial en el que se leerá poesía, y se llevarán a cabo diversas expresiones artísticas, culturales y musicales.

“No vamos a permitir que nos arrebaten también la dignidad al dejar en el olvido a quienes dedicaron su vida a luchar por el derecho a la verdad, a la justicia y a la libertad”, dice la convocatoria lanzada por diferentes organizaciones veracruzanas, como la Defensoría y Estrategias para los Derechos Humanos y Territoriales (DESIDE), entre otros.

Colectivos y periodistas también protestaron en La Plaza Liberación de Guadalajara para sumarse a la jornada #1AñoSinRubén.

El 31 de julio de 2015, entre las 2:13 y las 3:02 de la tarde, cinco personas fueron asesinadas en el interior de un departamento ubicado en la colonia Narvarte, considerada zona de alta calidad de vida en la Ciudad de México.

Horas después, al llegar de su trabajo en una dependencia del Gobierno federal, una de las residentes encontró los cuerpos de sus tres compañeras de casa: Yesenia Atziri Quiroz Alfaro, de 18 años y, en la misma habitación, a Mile Virginia Martin; Nadia Dominique Vera Pérez, de 32 años, yacía en su cuarto, donde también quedó el cadáver del amigo que la visitaba esa noche, el fotorreportero Rubén Espinosa Becerril, de 31 y colaborador de la revista Proceso. En el baño fue encontrado el cuerpo de Olivia Alejandra Negrete Avilés, de 40 años y que trabajaba en el lugar como empleada doméstica.

Tanto Nadia Vera como Rubén Espinosa habían llegado a la Ciudad de México en 2015 escapando de un entorno de agresiones y amenazas recibidas en la Ciudad de Xalapa, Veracruz, que en entrevistas con diversos medios de comunicación atribuyeron a empleados del Gobierno de aquel Estado.

Nadia Vera, que había formado parte del movimiento 132 y de la Asamblea Estudiantil de Xalapa, había sufrido además un allanamiento y una violenta detención en 2012. Espinosa, por su parte, reiteradamente denunció haber observado vigilancia por parte de personas que consideraba agentes del Gobierno y similares a los que, como denunciaron sus compañeros reporteros, les tomaban fotografías en las manifestaciones de descontento social que cubrían.

En Veracruz recuerdan el asesinato de Rubén Espinosa y Nadia Vera. Foto: Twitter vía @article19mex

INVESTIGACIÓN DEFICIENTE

Diversas organizaciones denunciaron hoy que existen indicios de la posible participación de más personas en los hechos y faltan numerosas diligencias para agotar la línea de investigación concerniente al activismo de Nadia y el periodismo de Rubén en Veracruz, lugar del que se desplazaron a la Ciudad de México debido a amenazas, hostigamientos y agresiones físicas padecidas en diversos eventos.

De acuerdo con las organizaciones, el Agente del Ministerio Público encargado de la investigación, les respondió en escrito fechado el 2 de junio que “ en estricto apego a la legalidad” tenían que demostrar el cuerpo del delito y la probable responsabilidad, “sin que para ejercer acción penal en contra de los probables responsables se tenga que acreditar el móvil del hecho”.

Por otro lado, en el mismo acuerdo ministerial, la autoridad responde que no considera “idóneo ni pertinente” para identificar a más probables responsables, entrevistarse con todos los vecinos del condominio donde ocurrió el crimen.

Las organizaciones mencionaron que hasta el día de hoy no se les han permitido ver los videos completos que obran en poder de la Procuraduría de la Ciudad de México y que también están bajo custodia de la Jueza 25 Penal.

“A la coadyuvancia solamente se ha mostrado una versión editada de tales videos, sin tener oportunidad de su reproducción total. Ante la negativa de mostrarnos el contenido y desahogar otras diligencias vitales, interpusimos un nuevo amparo el 5 de julio pasado”, refirieron las organizaciones.

FAMILIA DE RUBÉN, SIN PROTECCIÓN

Artículo 19 expuso que en días pasados la familia Espinosa Becerril sufrió una serie de eventos de seguridad que resultan preocupantes e inaceptables.

Dijo que una semana previa al aniversario luctuoso de las víctimas de la Narvarte, los familiares del fotoperiodistarecibieron llamadas constantes de números privados en las que no obtuvieron respuesta al contestar, además de una agresión física, personas que acechan y seguimientos de automóviles sospechosos.

De ello, dijo Artículo 19, se ha dado cuenta al Mecanismo Federal de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, al cual se encuentran integradas las hermanas de Rubén desde el año pasado.

“Enfatizamos que es responsabilidad de las autoridades federales y captitalinas prevenir y evitar cualquier agresión en contra de las víctimas”, demandaron.

Las organizaciones que acompañan a las familias de los asesinados de la Narvarte destacaron que la incertidumbre que impera sobre múltiples elementos de la investigación, acompañada de la reticencia sistemática a nuestras peticiones, es un factor más de victimización.

Señalaron que la Ciudad de México no volverá a ser el refugio para periodistas y defensores perseguidos en otros estados hasta el esclarecimiento total de lo ocurrido el 31 de julio de 2015 en la colonia Narvarte.

A un año del asesinato de Rubén Espinosa aún continúa impune. Foto Twitter vía @article19mex

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *