La Fiscalía y los trancazos

Fuente: Excelsior

@YuririaSierra

Ayer por la tarde, Carolina Monroy declaró tajantemente que el PRI no solapará ningún acto ilegal: “Nada ni nadie por encima de la ley. En el partido no habremos de respaldar un solo acto, un solo dicho, un solo hecho que contravenga el Estado de derecho…”, dijo en conferencia de prensa. Se refería a uno de los personajes más polémicos de los últimos años en la escena política nacional: Javier Duarte, todavía gobernador de Veracruz. Para ojos de su partido –según dijo la dirigente nacional del tricolor–, las últimas jugadas del mandatario estatal podrían ser incluso inmorales, aunque de entrada, equivocadas. Recordemos: el viernes 10 de junio, Duarte promulgó una reforma constitucional para crear una Fiscalía Anticorrupción que dependerá a su vez de la Fiscalía Estatal. En ésta, estaría al frente un personaje designado por el Congreso veracruzano previo al término de la actual gubernatura y permanecería ahí los próximos cinco años. Al mismo tiempo,Duarte eliminó la figura del fuero para el gobernador, funcionarios y alcaldes del estado. De esta manera, dice, pretende abonar a una transición que desde el inicio de la campaña electoral se antojaba por demás complicada.

Siendo quien es, Duarte no planeó esto por ser un personaje de fama intachable. Hace unas semanas, le conté aquí, el portal AnimalPolítico.com publicó una investigación periodística que reveló la manera en que el actual gobierno desapareció varios millones de pesos vía empresas fantasma. Todas ellas, supimos, fueron creadas siguiendo leyes mercantiles vigentes, pero no corresponden a lo que dijeron ser, vaya, ni siquiera en los domicilios que registraron existen o existieron empresas del tamaño que, según los contralores deDuarte, presumían. Incluso ya la Secretaría de Hacienda, vía el SAT, que encabezaAristóteles Núñez, declaró que, en efecto, al menos 25 de estas empresas no son reales, ni qué decir de sus supuestas actividades. Hoy ya no cuentan con registro fiscal.

Así, Duarte se ha encargado de alfombrar su salida, promulgando leyes que, dice, abonan a la transparencia: una Fiscalía Anticorrupción creada justo antes de irse, aunque “a los ojos de todos, a la luz de todos, no son momentos para tomar decisiones de tanta trascendencia…”, según dijo Carolina Monroy, como una manera de tomar distancia del gobernador veracruzano. Y es que, como dijimos renglones arriba, el próximo titular de la nueva dependencia será designado previo a la llegada de Miguel Ángel Yunes, elegido por los legisladores que hoy trabajan para Duarte. Así, con una Fiscalía integrada por gente cercana a él, el gobernador se asegura de que la lupa esté puesta en el futuro gobernador.

Y justo unas horas después de la conferencia que ofreció Carolina Monroy, en Veracruz, Ricardo Anaya, presidente del PAN, asistió al Congreso del estado acompañado de Miguel Ángel Yunes, el gobernador electo, quienes pidieron a los legisladores no aprobar la designación de los titulares de la nueva Fiscalía Anticorrupción ni de un comisionado del Instituto Veracruzano de Acceso a la Información. O sea, a no seguir la estrategia de Duarte con la que prepara su salida de la gubernatura. Momentos después de la conferencia en la que hicieron este llamado, la camioneta en la que se transportaba a Anaya, Yunes y Santiago Creelfue agredida por quienes dicen ser integrantes de los 400 Pueblos, aunque no iban, en lo absoluto, desnudos ni en taparrabo como acostumbran. La agresión mandó a uno de los escoltas de los panistas al hospital; el vehículo terminó con los vidrios rotos tras las piedras que fueron lanzadas.

Seguramente veremos a Duarte condenar cualquier acto de violencia, como lo ha hecho en ocasiones anteriores. O tal vez soltar alguno de sus recurrentes mensajes en donde no dice nombres, pero cuya mejor lectura es la que se da entrelíneas, como cuando se supo quién era el ganador de la elección del 5 de junio. Lo interesante aquí es que al menos por lo que se escuchó de Carolina Monroy, el tricolor ya no está cuidando la sombra de nadie. Y por la estrategia legislativa deDuarte, pensaríamos que eso ya lo sabe él. Que justamente por eso tirará cuantas piedras pueda y ya sin siquiera esconder la mano.

Un comentario sobre “La Fiscalía y los trancazos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *