Los Intocables / Guerras de lodo: Escupir hacia arriba

@jltm68

Segundo debate de los candidatos a la gubernatura de Veracruz, enfrentamiento entre tres que terminó como pelea entre dos.

Miguel Ángel Yunes Linares derrochó seguridad, apoyado por las diversas encuestas que lo colocan arriba de su primo Héctor por diferencia entre 9 a 13 puntos de diferencia.

Héctor Yunes Landa con la estrategia del perdedor: desesperado por atacar bloque tras bloque, lanzando acusaciones que recuerdan la guerra contra Miguel de hace seis años: pederasta, corrupto, la fuga de El Chapo, argumentos usados por Fidel Herrera, Duarte y los fidelistas-duartistas.

Cuitlahuac en un debut discreto, repitiendo el discurso de Andrés Manuel López Obrador…pero dejando claro que no es el líder de Morena el que va a estar en la boleta electoral.

Yunes Linares ignoró todos los ataques, los de Héctor y sus patiños, representados por Alba Leonila, el Pipo y Juan Bueno. Les aplicó la clásica “ni los veo ni los oigo”, lo cual terminó desquiciando la estrategia hectoryunista, al cerrar el ejercicio del OPLE, sólo le mandó el mensaje a Javier Duarte: “tu pupilo te cuidó bien y tú te vas a ir a la cárcel”.

Al día siguiente, lo esperado: primera plana de El Universal con viejas acusaciones de corrupción contra Yunes Linares. Al mediodía, una supuesto vídeo de Anonymous, donde señala propiedades del candidato a gobernador por más de 400 millones de pesos.

Una cuenta reconocida de ese grupo desmiente el vídeo, pero para entonces éste ya había circulado por las redes sociales como publicidad pagada, compartida por simpatizantes y medios afines al gobierno del estado. Incluso, al día siguiente se ganó la primera plana del periódico La Jornada.

La guerra es de Yunes Linares contra Duarte, a quien señala como continuador del saqueo de Fidel Herrera, con su discurso dirigido a la impunidad y la corrupción, base de lo que hoy vivimos en Veracruz: inseguridad, falta de empleos, de medicinas, de obra pública, de becas; falta de pagos a proveedores, estudiantes, becarios, profesores, pensionados. Señala al PRI y a los priístas, el equipo que va a apoyar con todo a Héctor Yunes para garantizarles una buen retiro del sexenio que termina.

Olvidan los priístas que, al colocar un tema en la opinión pública, después del impacto inicial, se puede volver en su contra si el mensaje no está sustentado en la realidad. La mentira de Anonymous es evidente: ¿Por qué éste grupo “exhibe” a Miguel Ángel Yunes Linares pero no recuerda la corrupción de Fidel Herrera o de Javier Duarte? Es el ladrón gritando “al ladrón, al ladrón”.

Al revisar la cuenta de Twitter, encuentro la explicación: sus publicaciones tiene como referente a la empresa Quadratín, medio vinculado a Manlio Fabio Beltrones, Gina Domínguez…. y a Fidel Herrera Beltrán.

La guerra sucia permanecerá hasta el final de la campaña, así lo hicieron hace seis años, operando una guerra de lodo apoyada con mucho, mucho dinero.

Ya veremos si les alcanza para ganarle al hartazgo social que vive Veracruz en el peor sexenio de su historia.

En Minatitlán también hace aire

La guerra de lodo también llegó a Minatitlán.

Filtran dos fotografías en las cuales aparecen desnudos algunos hombres que señalan son integrantes del Sindicato Único de Empleados Municipales.

Es la guerra contra el SUEM orquestada desde el Ayuntamiento con la intención de ridiculizarlos ante la opinión pública: sus altos ingresos, sus bacanales, sus derroches son la causa de la crisis económica por la que atraviesa la administración municipal.

Más allá de ver a unos tipos con barriga enseñando sus cuerpos desnudos, no hay más. Hace suponer en una fiesta o excursión se les hizo gracioso enseñar y se tomaron las fotos, algún disidente del sindicato obtuvo la foto y se la llevó a su jefe, el cual decidió filtrarlas.

A juzgar por el texto que se publicó en diversos medios, la filtración es una campaña orquestada desde una oficina municipal, ya que se mencionan los altos salarios y privilegios del SUEM, un tema en el que Saúl Wade León, tesorero municipal y verdadero alcalde de Minatitlán, centra su confrontación con Andrés Santos Escandón, líder de los trabajadores municipales… una guerra personal en la que ahora embarra al presidente de papel Héctor Cheng, al Síndico Martín Gracia y a todos los regidores.

Ya son varios meses en los que la confrontación Saúl Wade-SUEM no se ha podido resolver, incluso se sabe que el ayuntamiento está emplazado a huelga por el incumplimiento de las Condiciones Generales de Trabajo firmadas por los integrantes del Cabildo para toda la administración 2014-2017. Esto es, Saúl Wade, funcionario nombrado por el Cabildo,  quiere desconocer el compromiso adquirido por sus integrantes y el entonces alcalde José Luis Sáenz Soto.

Se mencionan hasta el cansancio excesos salariales y gastos suntuosos de parte del sindicato, pero para ganar el respaldo de la opinión pública se debería también avanzar en transparencia y rendición de cuentas, dar a conocer el padrón real de proveedores, saber cuáles son las empresas que realizan obra pública, informar con veracidad en dónde se ha gastado el dinero de los minatitlecos…y en ese sentido, esta administración municipal deja mucho que desear.

 

La filtración de las fotos es una decisión tomada con el hígado, más que con el cerebro. Sólo cabe esperar que los meses que le restan a ésta administración municipal se convierta en una guerra de excremento con el ventilador encendido: va a salpicar a todos.

Al respecto de guerras de lodo, les comparto un texto de Enrique Aranda:

” Nadie hoy, salvo muy contadas excepciones, recuerda propuestas o compromisos de candidatos en concreto porque, aun existiendo, éstas son desplazadas del interés público por lo que de atractivo, morboso y efectivo tiene la llamada guerra sucia, cuyo principal propósito no es destacar las virtudes y/o capacidades, compromisos e ideas de un aspirante en particular, o en contraste con sus contrincantes sino, más bien, los vicios, antecedentes (negativos) y miserias del otro.

Se juega a ensuciar al otro para descalificarlo ante la sociedad, para exhibirlo como inelegible…

En las últimas semanas y meses, casi podríamos decir que en los procesos electorales de las últimas décadas, esta práctica ha sido la constante en el quehacer cotidiano y en campaña de todos los partidos políticos, lo que, como es obvio suponer, cobra hoy factura en forma de repudio a los mismos, desprecio al quehacer político y, de manera especial, a quienes trabajan en ese ámbito… pagando en no pocas ocasiones justos por pecadores, ciertamente.

En México entonces, digámoslo claro, se realizan campañas de lodo… y, con ello, se abona a la construcción de gobiernos de…(mierda).

Así es hoy, de manera preferente, y seguirá siendo en tanto no seamos capaces, como sociedad y ciudadanos en particular, de cambiar las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *