Sembrando sones, cultura y tradición

Fuente: Papel Griss

Edith Peredo 

Hace más de 20 años, Ricardo Perry Guillen, tuvo la oportunidad de colaborar en la dirección de cultura del ayuntamiento de Cosoleacaque y formar el Centro Cultural de Arte Popular para rescatar las tradiciones de los pueblos. 

“En ese entonces por toda la cuestión del proceso de industrialización de la zona por el petróleo, la cultura fue avasallada por las tradiciones de los foráneos, al grado que en Cosoleacaque y Jáltipan, ya no había jóvenes que tocaran el son jarocho, decidimos crear una dirección que atendiera solamente esta recuperación y así lo hicimos, así nació el taller de los Cojolites, el de Tía Cayita y muchos talleres de medicina tradicional, alfarería y todo lo que concierne a la cultura de nuestros pueblos”.

Sin embargo, al término de la administración el nuevo gobierno “mandó a todos a la calle” y el centro quedó sin ningún tipo de apoyo. Ricardo Perry, comentó que trabajaron en la banqueta y sacaron tarimas y telares para enseñar a los niños.

“En ese entonces, quienes daban las clases y quienes enseñaban, eran el grupo con el que yo participaba que era los Chuchumbé y luego cuando se terminó la administración, decidieron no trabajar y yo seguí con los chavos que un día fueron los Cojolites, ahí nació una nueva generación de niños, jóvenes con los que empecé a trabajar el proyecto cultural”.

Pero después de un tiempo, el presidente municipal de Jáltipan, quien siempre pasaba por ese lugar lo invitó a laborar de nueva cuenta en la dirección de cultura.

“Entonces decidimos fundar un espacio donde no nos corrieran cuando terminaran las administraciones, algo que fuera de nosotros y así fue como nació el Centro de Documentación y la Asociación Civil de los Cojolites”.

Así, desde hace 18 años, el Centro de Documentación del Son Jarocho apuesta por el rescate de la cultura y el arte de los pueblos veracruzanos.

“Ha sido muy fructífero porque hemos hecho una labor muy fuerte para el resguardo de la memoria, histórica y cultural, colectiva de nuestras comunidades. Tenemos un portal en internet que tiene más de 350 vídeos sobre la región, la cultura, los músicos y editamos una revista que se llama Son del Sur y siempre estamos trabajando en el resguardo del material fotográfico, de videos, documentos y aparte también es un lugar de enseñanza para transmitir a las nuevas generaciones la cultura de nosotros”.

Por ello, del 26 de marzo al 2 de abril, se realizará la edición número 15 del Seminario de Son Jarocho y la Cultura Popular en el rancho llamado Luna Negra, a la orilla del río en el municipio de Jáltipan. La idea, dijo Perry Guillen, es que los asistentes aprendan a tocar un instrumento y conozcan de fondo la historia y magia que envuelve al son jarocho.

“Ha sido un evento muy importante para el desarrollo del son jarocho porque la idea es que las personas aprendan a tocar un instrumento, que lo hagan bien, tenemos a los maestros más renombrados del son jarocho, las personas que más saben de diferentes grupos y tenemos talleres para principiantes, para avanzado, intermedios y de aquí tienen que salir sabiendo no solamente tocar un instrumento sino que también vamos a tener conferencias como es una sobre los Olmecas, la idea es que los que lleguen a ir no solo aprender a tocar sino todo lo que hay detrás del instrumento, de donde viene el son jarocho y esta cultura tan grande que tenemos”.

Además, los alumnos disfrutarán de los fandangos colectivos y la comida tradicional de Jáltipan, cocinada en lumbre de leña. También, podrán apreciar el contexto en que se desarrolla el son y entender porque se canta a los animales, al medio ambiente y la cotidianidad.

“Sabrán de donde nos sale la inspiración, es un campamento, la gente tiene que llegar con casa de campaña y es a la orilla de un río, la van a pasar muy bien, además que van a tener actividad todo el día y se van a divertir en el aprendizaje”, dijo Ricardo.

Para más información, puede visitar el sitio Seminario del Son Jarocho alojado en blogspot, consultar las páginas en Facebook “Los Cojolites y “Centro de Documentación del Son Jarocho”, o escribir al correo elsonjarocho@hotmail.com.

Asimismo, en el marco del vigésimo aniversario de Los Cojolites, el Centro de Documentación trabaja en el proyecto musical “Somos el Sur”, integrado por otros tres grupos de jóvenes formados en el mismo centro.

“Son los grupos Flor de Uvero, Pata de Vaca y Jarocho Barrio y son de los pueblos de Chinameca, Cosoleacaque, Zapote y Jáltipan y empezamos a trabajar con ellos porque nos gustaba su propuesta. Entonces sí me da gusto porque sacamos un disco del proyecto que tiene música de todos los grupos, ya nos presentamos en Coatzacoalcos, Xalapa y ahora iremos al teatro de la  ciudad de México el 4 de junio, allí estaremos presentando a los jóvenes y haciendo un recorrido de la música de los Cojolites”.

Por último, Ricardo Perry envió un mensaje a todas las personas dedicadas al rescate de la cultura e historia de los pueblos y aseguró que la música y la unión pueden generar muchos cambios positivos en la sociedad.

“Te deja mucha satisfacción hacer este tipo de cosas a la larga porque le da sentido a la vida y como estamos con tanto problema yo siento que todo esto que hacemos es muy bonito y muy grato y llena mucho el espíritu, te da esperanza para la vida, para nuestros pueblos y nosotros le damos mucho aliento a esta gente que se dedica a recrear y hacer posible que la cultura de los pueblos persista porque eso es lo que nos da unidad. Por ahí es el camino que nos debe llevar a otro paraje, le deseamos a todos que le echen muchas ganas, es un trabajo de hormiga, nosotros con lo poco que tengamos podemos hacer mucho, lo principal es el deseo y la firmeza de hacerlo y con eso podemos lograr todo lo que queramos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *