Los Intocables – Un estado que se pudre

Jorge Luis Torres Marcos

@jltm68

Desde el sexenio de Fidel Herrera y el inicio del periodo gubernamental de Javier Duarte, Veracruz huele a muerte.

Las denuncias fueron acalladas en los medios, la estrategia fue negar todo.

Convenio mataba noticia, Veracruz era fiel y luego próspero, lo que importaba era conservar el convenio publicitario, aquí no hubieron levantados, extorsiones, ejecutados, desaparecidos.

Desde mayo del 2011, el Padre Solalinde lo dijo claramente: “Veracruz es un gran cementerio”. En aquél momento se refería a los migrantes, a los olvidados de siempre, a los que eran perseguidos y reclutados para la causa criminal y si no aceptaban ser cooptados, entonces eran asesinados impunemente.

La frase quedó, los muertos continuaron apareciendo, la impunidad florece cuando se abona con el silencio.

Tuvo que ocurrir lo de Tierra Blanca para que los ojos de los medios nacionales e internacionales conocieran la triste realidad de Veracruz, aquí también, como en otros estados del país, como en Iguala hace algunos meses, aquí también los policías están coludidos con la delincuencia.

En Michoacán se nombró a un Comisionado con amplios poderes. La descomposición era evidente, el estado era más que fallido.

En Guerrero se promovió la renuncia de Ángel Aguirre, el gobernador. La factura por lo ocurrido en Iguala la tuvo que pagar él, pero alguien la pagó.

Aquí en Veracruz, tal cual lo ha dicho mil veces Javier Duarte, no pasa nada. Para Enrique Peña Nieto es más importante no agitar las aguas en año electoral. Lo que ocurra en el 2016 va a repercutir en el 2018, lo importante es el numeroso padrón electoral que representa nuestro estado.

Los muertos pueden seguir apareciendo.

Veracruz se pudre día a día. El reportaje de Denise Maerker del 26 de enero destapa la cloaca que ha existido por años, jóvenes, adultos, mujeres, incluso policías levantados y desaparecidos.

Es paradójico, tuvieron que desaparecer a cinco jóvenes en Tierra Blanca para que aparecieran cementerios clandestinos, denuncias y señalamientos en este Veracruz rojo…fiel.

De salida

Del candidato a la diputación local por Minatitlán:

  • Luis Prudencio Almanza pertenece al grupo de Pepe Yunes, confía en que la negociación entre los diferentes grupos pueda favorecerlo para ser el candidato. Regidor por tercera ocasión, su trabajo se ha basado en fechas recientes en la UPAV.
  • Norberto Luna es muy, muy cercano a Héctor Yunes, tendrá que esperar la misma negociación entre grupos. A veces esa amistad es tu fortaleza o tu debilidad, como amigo no le puedes decir “no” a quien ya es el candidato a la gubernatura.
  • Ricardo Orozco Alor trae un fuerte trabajo basado en la educación, primero el ITESCO, luego el Consorcio Clavijero. Ha apretado en el ritmo de sus actividades, muy movido en los municipios del Distrito, sabe que tiene posibilidades reales.
  • Nicolás Ruiz Roset entró a la contienda en la recta final. Empresario, realiza trabajo en los municipios y colonias sin buscar reflectores. Candidato natural desde a jefe de manzana hasta alcalde, es respaldado por el grupo con la mejor estructura electoral, el sindicato petrolero.

 

  • Javier Soberano Torres “El Chatarrero” insiste en que será el candidato de la alianza. De entrada, el operador político que anda paseando a todas las reuniones, terminó siendo fidelista, lo cual no le ayuda de mucho con Miguel Angel Yunes Linares. Aún falta esperar si la cuota de género le cambia la suerte. Cómo verán de mal su posible candidatura que hasta su equipo de prensa lo abandonó para buscar otros aires. No le aportaron mucho en la campaña pasada, pero sí habla del respeto que le tienen sus seguidores.
  • Enorme grosería de Héctor Cheng Barragán, firma-cheques del Ayuntamiento de Minatitlán, al bloquear la entrada a Luis Prudencio Almanza Estrada y a su papá, José Luis Almanza Katz a un evento con Pepe Yunes en Minatitlán. Estuvo tan mal organizado que, aunque ya había terminado la reunión, se tuvo que encender nuevamente el audio para que Cheng agradeciera la inasistencia de Jorge Wade, haciendo más evidente que el líder petrolero no había llegado, al parecer, nadie le avisó.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *