“No se puede respetar a una autoridad que no respeta a los ciudadanos”: AMLO

Por: Jorge Katz Ramírez y @jltm68

Nueva gira por el sur de Veracruz.

Andrés Manuel López Obrador desayunó en Minatitlán, sencillo, austero, accesible.

Tres acompañantes en su mesa, entre ellos, la coordinadora de la bancada de MORENA en la Cámara de Diputados, Rocío Nahle.

Meseros, comensales, curiosos.

“¿Me puedo tomar una foto con usted?” -preguntaban. “Por supuesto”, contestaba.

Una mesa con el equipo de logística, chofer, cercanos, a unos metros de distancia.

Restaurante Tikos, avenida Justo Sierra, Minatitlán.

Un ciudad que, si los minatitlecos no supiéramos lo que vivimos a diario, podría pasar como un lugar apacible, tranquilo, acogedor.

Seis años de Fidel Herrera y cinco de Javier Duarte nos han hecho mucho daño.

La economía en picada, la seguridad, ausente.

Duele Minatitlán, duele Veracruz, duele México.

Afable, Andrés Manuel saluda respetuosamente y se despide de los meseros, agradece, se ve tranquilo, camina sin guaruras, a salvo, -a pesar de nosotros- de la prensa.

Después, en Oteapan, empieza la gira por varios municipios en los que lleva su mensaje.

Su campaña es de contraste: ellos son corruptos, nosotros somos honestos; ellos son la mafia del poder, nosotros queremos un cambio y no los vamos a traicionar; ellos provocaron la crisis, la inseguridad, el miedo, nosotros practicamos valores.

También pinta su línea con los Yunes, el azul y el rojo: “perversión política, degradación, promiscuidad el que vayan un Yunes contra su primo Yunes”.

Así, aprovecha a anunciar que Cuitláhuac García Jiménez será presentado como el candidato de MORENA para las elecciones del 2016, lo destapa, recibe apoyos, aplausos, será candidato, no sólo “promotor de la soberanía nacional”.

El tema en el que se enfoca, además de la corrupción, es el de la inseguridad:

“Si hay inseguridad en Veracruz, si hay violencia es por la corrupción, nada ha dañado más a México que la deshonestidad de los gobeernantes, por eso hablo de que sion una banda de malhechores, nos han inducido a respetar a la autoridad, pero hay que respetar a la autoridad que respeta al pueblo, el que no respeta al pueblo, no merece respeto, ¿cómo se va a estar respetando a ladrones?”– preguntó.

Es Andrés Manuel en estado puro, con dos campañas a cuestas, se ve sano, firme, maduro.

Sabe bien, al escuchar a sus seguidores, que no necesita hacer campaña, Enrique Peña Nieto y Javier Duarte de Ochoa se encargan de hacer todo lo posible porque el hartazgo crezca, porque se fortalezca un voto de izquierda que por muchos años le es leal en el sur de Veracruz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *