SI VIDA reprueba con 5 al Congreso del Estado de Veracruz

Los integrantes de la Iniciativa Popular “SI VIDA”, quienes buscan modificar la Constitución Política de Veracruz para garantizar el derecho a la vida, presentó un diagnóstico acerca del papel que han desempeñado los diputados que integran el Congreso del Estado de Veracruz.
En éste análisis, incluyeron los datos de agresiones a periodistas, feminicidios, los índices de violencia, el incremento de la deuda, la falta de medicamentos y la falta de pagos a los prestadores de servicios e instituciones educativas por el manejo de las finanzas del gobierno del estado de Veracruz.
A continuación, reproducimos las partes más importantes del comunicado que presentaron los integrantes de Si Vida:
En el estado de Veracruz la violencia y la muerte proliferan brutalmente, 17 periodistas fueron asesinados,  ya suman 93 los feminicidios,  crece la lista a 104 mujeres desaparecidas, se incorporan al inventario de los pobres casi medio millón de veracruzanos y se eleva el índice de pobreza extrema,  se agiganta la deuda pública en un cálculo de más de 100 mil millones de pesos entre la deuda reconocida por hacienda federal, ayuntamientos, proveedores, prestadores de servicios y entes públicos, pasando a ser la tercer entidad más endeudada del país.
Se han incrementado los adeudos con empresarios, proveedores, pensionados, e incluso trabajadores al servicio del Estado evidenciando una desaseada administración pública, casi 2,300 millones de pesos son retenidos a la Universidad Veracruzana, la corrupción a flor de piel de los servidores públicos es denunciada diariamente por los ciudadanos; la Secretaría de Salud del Estado no asume su responsabilidad ante el desabasto de medicamentos para pacientes con SIDA y cáncer,  pierden la vida violentamente y a la luz del día abogados, médicos, taxistas y ciudadanos, los maestro son reprimidos por la institución de seguridad pública del Estado, nadie está seguro ni en sus propias casas y crece la desconfianza, el Poder Legislativo en su LXIII legislatura se vuelve cómplice del desquebrajamiento del Estado y del bienestar de la sociedad aprobando leyes que vulneran los derechos humanos, desatendiendo iniciativas e incumpliendo sus obligaciones como mandatarios de los ciudadanos.
Esta legislatura ocupa el 5º lugar entre los congresos que más recursos ejercen de las 32 legislaturas del país. En sus 3 años de ejercicio suman un total de 1, 870.2 millones de pesos. En aproximado, cada diputado recibe 280,000 pesos mensuales. Y en total de los recursos ejercidos por el congreso, en promedio, cada diputado cuesta a los veracruzanos más de los 30 millones de pesos en sus 3 años de funciones. Un insulto para la mayoría de los veracruzanos que trabajan durante más de 10 horas diarias para alcanzar tan solo 70.16 pesos que representa el salario mínimo.
En la práctica, la mayoría de los diputados locales sólo atienden sus funciones cuando asisten a las sesiones; no revisan sus comisiones o le dan seguimiento a los pendientes, no participan en tribuna y otros rara vez se presentan a los plenos del Congreso. En un año sesionan menos de 50 veces, y cada sesión dura tan sólo 4 horas; es decir, trabajan en el “pleno” aproximadamente 200 horas al año. Si esto lo dividimos entre los 30 millones de pesos, nos da la insultante cantidad de 15 mil pesos la hora, que comparado con un ciudadano que gana el salario mínimo, es decir, $7.02 la hora, es más que un insulto.

En lo que va de los dos años de ejercicio de esta Legislatura, se han presentado 288 iniciativas. 89 del PRI, 78 del PAN, 20 del PRD-MC, 19 del PVEM, 6 de MUNICIPIOS, 28 de OTROS y 48 del GOBERNADOR.

De todas ellas, las 48 presentadas por el Gobernador se han aprobado en su totalidad con todos los “horrores”. Sobresalen, la creación del delito de perturbación del “orden público”; una “ley de disolución social” al estilo de Adolfo López Mateos y Gustavo Díaz Ordaz para reprimir a la disidencia política. También resalta la armonización a la nueva Ley de Educación, haciendo modificaciones que no estaban permitidas por el ordenamiento federal y teniendo que llamar de urgencia a un periodo de sesiones extraordinario para hacer las adecuaciones pertinentes ante el amago del Secretario de Educación con promover una acción de inconstitucionalidad.

Una más, es la reforma al Código financiero del estado; el incremento del 2 al 3% del impuesto sobre erogaciones al trabajo, mejor conocido como impuesto sobre nóminas, que a pesar de todas las manifestaciones del sector empresarial en contra, no fueron tomados en cuenta, lastimando de vuelta a los Veracruzanos. Ahora el gobernador con el aval de la mayoría en el Congreso del Estado podrá destinar preferentemente al pago de deuda y al saneamiento financiero lo recaudado por este impuesto y para hacerlo no tendrá que solicitar autorización al Congreso, sólo al Comité Técnico del mismo. A pesar de la opacidad con que se ha manejado este recurso proveniente de los empresarios, el Congreso del Estado le aprobó al Gobernador estas aberraciones que a todas luces perjudican a los ciudadanos y se demuestra que la representación popular no existe.

Y si bien es cierto, que en el artículo 17 en la Constitución Política del Estado señala que el poder Legislativo no puede depositarse en un solo individuo, en la práctica el Congreso del Estado únicamente atiende lo que el Ejecutivo le ordena. Muestra de ello son las acciones de inconstitucionalidad que se han presentado en contra de proyectos aprobados, afectando derechos humanos y contraviniendo a la propia Constitución Federal. El resto de las iniciativas se convierten en moneda de cambio para el Presidente de la Junta de Coordinación Política, el Dip. Juan Nicolás Callejas Arroyo, personaje que maneja directamente la Comisión Permanente de Justicia y Puntos Constitucionales, comisión que por cierto, es encargada de dictaminar la mayoría de las iniciativas de reforma y en cuya presidencia se encuentra el Diputado Ciro Gonzalo Félix Porras, personaje gris, con clara limitación en su formación política, ausente de criterio y argumento, y que se dedica a repartir láminas en Minatitlán porque aspira a ser su presidente municipal; lo que deja en evidencia su nula capacidad en su paso por la legislatura y esperando a que los asesores de Callejas le pasen a firma los dictámenes.

Del total de las 288 iniciativas presentadas en este Congreso sólo han sido desahogadas 133. Esto es el 46.18% de ellas. Además de estas, existe UNA SÓLA INICIATIVA POPULAR. ÚNICA EN LA HISTORIA DEL CONGRESO LOCAL DEL ESTADO DE VERACRUZ. La Iniciativa Popular “SI VIDA”. Que busca modificar la Constitución Política de Veracruz en su artículo 4º agregando un párrafo donde el Estado deberá garantizar la Vida. Iniciativa que se presentó desde el 15 de enero de este año y suscrita por 28 mil 414 veracruzanos; casi 3 veces más de lo que establece el requisito. Hoy sumamos más de 230 mil veracruzanos que la suscriben. Pero que sin embargo, a 10 meses de haberse presentado ha sido despreciada y enviada a la congeladora legislativa, en una manifestación que violenta la voluntad de ciudadanos veracruzanos.

Esto nos muestra, no un Congreso, sino un grupo de personajes que la mediocridad intelectual, moral y de carácter los arrebañó en una turba. Domesticados, sometidos al poder ejecutivo se han olvidado que siendo representantes populares no se deben a ellos sino a los ciudadanos que con sus impuestos pagan sus salarios. Han sido incapaces de tener voz en el tema de la Vida, ni siquiera eco. Pues su andar se pierde en el murmullo de sus propias sombras. Desconocen su misión como legisladores y obviamente en su ausencia de sentido común carecen de visión. Lejos de salvaguardar los interesas de la célula de la sociedad que es la FAMILIA, hundidos en una ignorancia sin precedentes, se han achicado; o lo que es peor, se han vuelto cómplices. Y cuando cuestionas su desempeño su único argumento es que “les faltas el respeto”.

Estamos viviendo la peor crisis de representación por parte de la clase política; donde la sociedad esta harta de ser objeto de intereses electoreros y no ser verdaderamente representada y atendida en los temas que lastiman la esfera social y jurídica de los veracruzanos.

En consecuencia, los diputados locales, para SI VIDA ¡ESTÁN REPROBADOS! y les estaremos esperando en sus distritos para cobrarles las facturas a los candidatos de sus partidos políticos. Y a quienes aspiran a las candidaturas de presidencias municipales, les haremos una fiesta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *